lunes, enero 31, 2005

Puzzle Posted by Hello

sábado, enero 29, 2005

La atención en el ensueño.

Si te quedas fijo observando las manos, o un objeto determinado, pierdes la atención de ensueño. Cuando notes que esto comienza a pasar, pasea tu vista. Cambia el foco, mira un objeto y luego otro, hasta sentir con tu cuerpo que estás ahí. Cuando veas que vuelves a perder la atención, repítelo. Cada logro, por pequeño que sea, se instaura en la trayectoria de tu punto de encaje y un día descubres que puedes regresar a ese mismo punto a voluntad.
'Un hombre que anhela el cambio, tiene que poseer la energía
necesaria para lograrlo'.
Gurdjieff

viernes, enero 28, 2005

Cosas de niños (sobre el ensueño)

Desde niña fui aficionada a los acuarios, solía pasar horas observando los peces en silencio. Recuerdo que a veces alguno de ellos salía del agua y empezaba a volar ante mi asombro. En ese momento me hacía consciente de que estaba soñando. Me gustaba perseguir al pez y volar tras él, atravesando cuanto objeto se interpusiese en el camino. Eso contribuía a que no abandonase el juego y por consiguiente mi estado.
Con el tiempo he oído relatar esta misma historia a muchos otros ensoñadores y me llamaba la atención la similitud de las experiencias.
Recuerdo, también, aquellas ocasiones en que me entraban muchas ganas de ir al baño y me levantaba, pero al girarme veía mi cuerpo dormido y me decía a mi misma: 'vaya, estoy soñando', así como con fastidio y lo volvía a intentar una y otra vez, sin mucho éxito, porque cuando creía llegar, aquel cuerpo, que en ese momento, me era indiferente, seguía allí postrado, independiente de mi.
Me gustaba volar y sabía que una manera de lograrlo era soñando. Muchas noches me dormía con ese propósito: ¡esta noche volaré!.
Años después he comprobado que lo único que cuenta es el Intento, pero aún así hay diversas técnicas que pueden colaborar a centrar la atención y por tanto la energía.

Hace un tiempo mi amigo Vic, hizo una recopilación de estas técnicas, hurgando entre los libros de Castaneda. A continuación las detallo, tal como él me lo pasó:

Bien, las actividades propuestas al irse a dormir son las siguientes:

- Colocarse un anillo de oro, que apriete algo, de preferencia.
- Colocarse una banda de soñar, ya sea en la cabeza o alrededor del
vientre.
- Masajearse las pantorrillas.
- Colocarse sentado con las piernas dobladas y las plantas de los
pies tocándose (las mujeres con las piernas cruzadas).
- Concentrarse en la punta del esternón.
- Ya al ensoñar, tocarse el paladar con la lengua.

El orden al realizar estas actividades puede ser ya sea el mencionado
o el que más se ajusta a las comodidades propias.
Las citas fueron extraídas respectivamente de 'El Don Del Águila' y 'El Arte De Ensoñar'.

Vic, Gracias chamaquito ;)

martes, enero 25, 2005

El juego del Tonal

Me gusta mirar caras de gente que no sabe que la observo y también fotografías de estas porque llevan impresas expresiones que hablan.
He podido comprobar que en todos los países, razas y credos, cada emoción tiene una cara. De este modo: el miedo, la desolación, la rabia, la impotencia, o la pena, por poner algún ejemplo, tienen respectivamente, idéntico rostro en España o en Honolulu.
Posted by Hello
Solemos identificarnos con distintas emociones, hasta llegar a creer que somos la emoción misma. A lo largo del día, hay estados por los que transitamos y otros que adoptamos como parte de nuestro carácter.
No se percibe la emoción como algo separado de uno mismo. Aprendimos a usarlas como muletas para vivir y cada uno las lleva a su modo, pero las lleva, son parte del juego del Tonal.
Prácticas como el Silencio mental y el Acecho, conceden una distancia que permite al individuo saber que es el eje y no la rueda; es decir, que movemos, pero no somos la emoción. También tienen este efecto las situaciones extremas: descolocan al sujeto sacándolo de la trama habitual, lo 'desmontan' y lo ciernen en una fase de 'secuestro emocional'. Por unos instantes no hay donde agarrase, entonces uno 'ES'... claro que la inercia empuja hasta que nos aferramos de nuevo a algo que nos haga sentir seguros de que hemos regresado a la 'normalidad'

domingo, enero 23, 2005

sábado, enero 22, 2005

Sobre los hábitos

Cambiar, es mover el punto de encaje. Una de las maneras de cambiar, es modificando nuestros hábitos. Estos aprisionan nuestra energía y mantienen imágenes de lo que 'creemos ser'.
Los hábitos están formados por un engranaje de pequeñísimas costumbres que mantienen nuestra 'rutina de ser'. Cuando el guerrero está dispuesto a morir al automatismo, suelta el mundo y comienza a deshacerse de la forma humana.

‘Primero hacemos nuestros hábitos, luego nuestros hábitos
nos hacen a nosotros...’
John Dryden

jueves, enero 20, 2005

Cuando uno busca, no hay ni bueno ni malo, sino experiencias que da la vida. Lo mejor del buscador, es que nunca llega a la meta, siempre sigue más allá y más allá...

miércoles, enero 19, 2005

La liebre y la tortuga

Aquel día salí de casa con la hora justa, era ya muy tarde y en la autovía todos los carriles estaban colapsados; pero para colmo, allí a lo lejos se veía una furgoneta que parecía andar a pedales y tenía bloqueada la salida que yo debía tomar. Empecé a inquietarme y a tachar de tortuga al conductor. En breves maniobras y pisando el acelerador, conseguí situarme tras él. Aún no había amanecido, pero me fijé en unas letritas, en rosa, en el bajo de las puertas del vehículo. Intrigada y medio desesperada ya, por la falta de movimiento, me acerqué al furgón para leer aquello. El texto decía:

"si tanta prisa tienes, haberte levantado antes".


Upss!! aprendí que ser Impecable lleva implícito asumir la responsabilidad de tus actos, en lugar de seguir la fácil inercia de descargar las culpas en otros, cuando se tuercen las cosas. Después entendí que nada se tuerce, si no hay expectativas y si estás atento a los mensajes de la vida. También supe que por simple que sea nuestro propósito, hay que ocuparse de las consecuencias de nuestras acciones, porque estas son como una onda que se expande...y el mensaje de la furgoneta, me enseñó, además, que los ritmos personales se corresponden con distintas maneras de vivir por las que tarde o temprano transitamos...y que cuando viajas lento, puedes contemplar todos los detalles del paisaje. Al final, todos llegamos en el momento justo en que debíamos hacerlo...

viernes, enero 14, 2005

...entonces se activan los chakras y se hace el silencio. A veces recibo mucha 'información' es como si la vibración hablase de sus desordenes y cuando todo pasa, algo se ha reorganizado también dentro de mi.

jueves, enero 13, 2005

La cara de Mandela

Hoy en un titular de prensa leí:
"Mandela entierra a su hijo, que murió a consecuencia del Sida."
Con la noticia hay una foto y a simple vista me impresionó el impasible gesto del presidente africano.
En estos días, he oído varias conversaciones de personas, que daban por sentado que si estás enfermo tienes mayor predisposición a morir (y los que se quedan a aceptarlo). En cada caso parecía que los interlocutores se creían inmortales, y en varios momentos, daban por sentado que salvo grave incidente, era con la avanzada edad con la que venía la muerte.
No participé de las charlas, sin embargo traduje como "no darse cuenta" lo que ellos llamaban esperanza, quizás porque ya en varias ocasiones le vi las orejas al lobo...
Aún así no olvidaba el efecto que me causó, ver tan sobrio a un hombre que acaba de perder a su hijo y pensé en algunas variables: aceptación, desapego, no ha reaccionado, se acabó el sufrimiento de un ser querido, se ha quitado un peso de encima, es puro desatino para cumplir su rol de personaje público...
Revisé creencias y emociones con respecto a las sacudidas de la pérdida y volví a la foto. Ampliándola descubrí que, desde mi mira como observadora, hay una suave inclinación de su cabeza hacia la derecha y supuestamente parece que observa el ataúd, pero tiene la mirada perdida y apuntando hacia el oído del mismo lado, como rememorando un sonido o una conversación (puede que ni tenga que ver con el hijo)...me intrigaba que uno pudiese vaciarse, aunque fuese en apariencia, ante un evento de esas características (tal como yo lo vivo, claro). Sentí entonces que sólo porque estamos llenos podemos vaciarnos y que ese tan aclamado vacío sólo es un estado mental más: el "super poder" que hace que no estemos al alcance.... de nuestros sentimientos.
Posted by Hello

lunes, enero 10, 2005

En su sobriedad, el guerrero, sabe que va a morir y que en cualquier caso no tiene nada que perder, por eso no se obsesiona, sino que busca sin detenerse en nada y mientras busca, cree en sus actos y en los dictados de su corazón como estrategias para Intentar la Libertad.

Homenaje a Dalí. Lascano

domingo, enero 09, 2005

Primero pensé que la realidad y el ensueño se solapaban, pero últimamente he tenido algunas vivencias que me hacen pensar que no es así, que nada es el ensueño de otra cosa, todo es lo mismo visto desde distinto ángulo.

viernes, enero 07, 2005

Seres Mágicos

Hablar de buenos y malos, de bandos políticos o de seres que sirven a la magia y seres que sirven al ego, sigue siendo una visión divisoria de lo que Es. Todo está en todo, y cuando desde el Silencio se llega a un "lugar" que alberga sus contrarios, hay un extensión consciente del sí mismo, que funciona como llave para todas esas realidades que no percibe la "banda humana" ...y cada fragmento de vida en que uno "ve" a los demás, pero no a sí mismo, es un reflejo de esa división, porque es la evidencia de que existe un conflicto interior que acepta que soy un ser mágico, pero no, que soy un ego con patas...y si uno se fija, ese ego con patas es lo único que tenemos para llegar ser "seres mágicos".

De como llegué al "silencio"

En principio me sirvió mucho un ejercicio de visualización muy sencillo que consiste en relajarte e imaginar que a la altura del entrecejo hay una abertura y todos tus pensamientos salen por ahí a modo de humo. No te enganchas a nada sólo debes dejarlos ir como mero observador.
Más tarde comencé a practicar la respiración Piko Piko de los Huna, chamanismo hawaiano.Esta respiración consiste en centrar tu atención sobre la cabeza cuando inspiras y llevar tu atención dos deditos bajo el ombligo cuando exhalas. No es necesario visualizar el recorrido energético, sólo centra tu atención y vas a notar…
Piko piko me permite entrar en el silencio, aún estando en movimiento o desarrollando cualquier actividad. Pero al inicio cuesta, se necesita disciplina y sobre todo no luchar con la mente por el Silencio, eso solo hace más ruido. Cuando te descubras pensando, comienza de nuevo, no charles contigo sobre lo mal que lo llevas…y recuerda que todos los momentos son buenos para hacer la práctica. Una de las cosas que me llamaba la atención es que cuando más cerca estaba de lograr el silencio más fuertes eran los argumentos mentales para sostenerse, ni te pares…
Los instantes de silencio se van acumulando y poco a poco se instauran en tu vida; a veces también uso mantras, pero depende de mi punto de encaje.

jueves, enero 06, 2005

La imagen de sí

Me voy adentrando en el silencio mientras dejo pasar pensamientos, se apaga el diálogo y ahí está, escondido, detrás de todo el murmullo un punto de Anhelo cumpliendo su función de anclaje de la mente. El apego como resistencia a ser llevado por la muerte.

El simple hecho de reconocerlo me sacude de manera eléctrica, el mundo se detiene… y entonces vuelvo a estar sola, muriendo consciente a las adherencias del ayer y liberando el potencial que mantiene “mi imagen”.

Los acuerdos tomados se quiebran y me río de mi imbecilidad de caer otra vez en la misma trampa. Mi mente trata de cristalizar nuevos acuerdos que me dejarían presa e incapaz de reajustarme; no sustituyo, no cambio unos por otros… me lanzo a ser una persona nueva cada día, sucumbiendo cuando el sol toque el suelo, explorando potencialidades que van más allá del mundo de las seguridades, mutando en el tiempo…no sé quien soy.

Alma nómada.

miércoles, enero 05, 2005

Maneras de vivir: Flores de Bach



Honeysuckle (Madreselva)

Para los que caminan mirando hacia atrás y no pueden desligarse del pasado.
El recuerdo es en sí una fuente para extraer lecciones del ayer, pero descompensado, se convierte en una predisposición al anhelo, una tendencia a la vida nostálgica, un enganche con la pena de la pérdida, para llenar el hueco dejado por esta.
Todos volvemos alguna vez al pasado y mantenemos una justa armonía con él, siempre que no perdamos de vista el presente, siempre que sigamos con el hilo de la vida. Un simple desequilibrio emocional, puede desnivelar esta situación y la persona aprende y se acostumbra a volver a sus recuerdos para sustituir un presente áspero por recuerdos placenteros, que hacen la vida más agradable. La pena le come terreno al presente, la atención se ha mudado… la vida pasa y si se nos ocurre regresar, todo está igual de desajustado, porque no hemos actuado.
Madreselva, bien podría ser la flor de los poetas, aunque no sólo, ya que la nostalgia muta según la presión a las que nos someta la vida.
La esencia aumenta la atención en el presente, la recapitulación te ayuda a soltar riendas, la impecabilidad te hace apto para el vivir Hoy.

martes, enero 04, 2005

El Acecho

El acecho es estrategia, es el arte de la astucia, la habilidad de estar pacientemente alerta, es una cacería que empieza por uno mismo. Florece en el lado derecho, no analiza, no juzga ni critica. Es una manera de manipular el mundo porque se aleja de las descripciones a que está sujeta nuestra mente razonadora; y para tener esa capacidad de no identificación, debe haberse acumulado previamente Silencio. Es el silencio el que ensancha la conciencia y esta la que permite pasar el conocimiento a la mente que rauda y veloz tratará de organizarlo y catalogarlo, en una dura contienda por mantener el orden del tonal.

domingo, enero 02, 2005

Notas sin sonido.


Salí del trabajo, entré en el coche y mientras me dirigía a casa, iba pensando en mil cosas que aún tenía que hacer. Puse la radio y de pronto oí un lema:
“Onda melodía, deja fuera la estridencia”
Fue toda una revelación y súbitamente contemplé, toda la turbulencia interior que interfiere de continuo en mi mente; todo lo que me impide oír mi propia melodía.
Algo cambió y en ese momento ya no estaba pensando, sino sintiendo.
...de modo sublime, se expresaba una realidad inconcebible desde el ruido. Mi pecho se ensanchó y sentí que todos los sentidos se aunaban en un sentimiento de paz. Lo reconocí enseguida, era el sonido del silencio, el sonido de la armonía
Cuando cualquier acto puede ser el último de tu vida, el tiempo se desvanece y pierde sentido distinguir entre: "entonces y hoy". Porque eternamente el guerrero da lo mejor de sí y eso se traduce en disciplina y sobriedad.