martes, marzo 01, 2005

Atención y Silencio

La fuente de información, más directa con la que cuento, es la que emana de mis experiencias. Puedo: leer, imitar, contar o seguir instrucciones de alguien, pero nada valida tanto como ‘vivirlo’. Para que fluya, cuido no establecer relaciones de causa-efecto o cristalizar la aventura en una conclusión determinante. Trato más bien, de concederme a mi misma, la posibilidad de que la información que integro, se convierta en una nueva llave para seguir explorando…un devenir que acontece de vez en cuando y sólo si se dan dos premisas: atención y silencio

No hay comentarios: