lunes, marzo 31, 2008

Nada que defender


Cuando uno no tiene nada que perder, se vuelve valiente. Sólo somos tímidos mientras nos queda algo a lo que aferrarnos.

El segundo Anillo de Poder. Carlos Castaneda.

12 comentarios:

fgiucich dijo...

O la cobardìa del rico. Abrazos.

alida dijo...

Debemos conservar el yo niño para ser valiente

julio-entuinterior dijo...

Valiente, cobarde, tal vez sean conceptos.

celebrador dijo...

Listo el señor Castaneda

Anónimo dijo...

Buenísima la foto!!!.
a defender el ego, que está siendo atacado.

muac.

Love

Enredada dijo...

Gran verdad de un gran maestro...
un abrazo

Tanhäuser dijo...

Mmmm
Qué reflexión tan interesante. Me gusta.
Besos

Amaro dijo...

El desapego es el arte de caminar ligero de equipaje, de estar permanentemente al filo de un disparo fugaz atravesando los ojos del misterio. Es el abrazo de nadie, tan sonriente, tan delicioso, tanto respiro y tanto destino como nuestro ahora, ese de siempre despedirnos y mirarnos a contraluz para decirnos simplemente que estamos aquí.

Un abrazo

indianala dijo...

Lo siento como una realidad...en el vaivén de aprendizajes.

Gracias ALMA.

Abrazo.

yole dijo...

Pues seguiremso aferrados aunque sea a los sueños.

Besos.

Doncel dijo...

Valiente , tímido:
Depende el momento, Ya se ha dicho en más de una ocasión; El cementerio está lleno de valientes, también de tímidos.Y de los pueblos que son tímidos, se aprovechan algunos "valientes".

¡¡GIBRALTAR ESPAÑOL.!!

ro. dijo...

los piratas nunca desenterraron
el tesoro,
porque siempre tuvieron el Mar.