lunes, marzo 17, 2008

Promesas

Fotografía: Roberto Escobar
Los guerreros no hacen promesas, el mundo cambia a cada instante en misterio absoluto, ante tal realidad ¿como podría alguien hacer promesas?

Y sin embargo el guerrero es responsable. Cada acto tiene una consecuencia terrible y maravillosa, modifica mi vida fatalmente en una larga cadena causal. Cada palabra que escribo en este mensaje es un comando a mi destino...

Entre la incertidumbre y la responsabilidad.
Guerreros o no, ahí nos movemos.

Alberto Cienfuegos. El Cuervo

22 comentarios:

fgiucich dijo...

El guerrero, en su lucha, es como la mariposa de la foto: elegante, ágil y deslumbrante. Abrazos.

Jeremías dijo...

No más promesas.
Nunca más promesas.
No más consuelos.
Nunca más consuelos.
Solo nuestra presencia,
nuestra real existencia
y el propósito firme
de no dejar de luchar...

Abrazos Fraternales Alma

Amaro dijo...

El acto de impecabilidad es acto de consciencia de aquí y aquí, es el deber frente a lo que experienciamos y a los caminos que desde ahora se comienzan a multiplicar.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Justo ayer mi hijo me preguntaba porqué algunos hombres en las procesiones de Semana Santa llevaban los ojos vendados, mi respuesta fué: "es una promesa".

Besos

Love

Anónimo dijo...

ligereza

Natividad

alma dijo...

Promesas = acuerdos = Tratos consigo mismo = Anclaje

celebrador dijo...

Me gusta el diseño basado en la incertidumbre, me imagino sabiendo desde siempre el día y la hora exacta de mi propia muerte.. y no me gusta nada esa idea

Enredada dijo...

es tan cierto, cada acto, cada palabra influye en neustro destino... e indefectiblemente cambia algo.
Un beso
me encantó tu blog

nk dijo...

a.. . uy.!., guau!

Amor dijo...

una promesa es inútil, solo es útil en la medida en que aporta esperanza, pero es inútil en cuanto lo de verdad válido es hacer lo que se promete sin necesidad de prometerlo, es como la parábola de los dos hijos, el que dice voy y luego no va y el que dice no voy y luego va, lo que de verdad cuenta en ir, no prometer

te beso

santi

HOMERO dijo...

Todos somos guerreros de la vida. Un abrazo. H.

almena dijo...

"Entre la incertidumbre y la responsabilidad..." nada más. Y nada menos.

Un besazo

Gaiar dijo...

Alas de bellos colores y fuertes, como el espiritu del guerrero...

Srta.X dijo...

No creo en las promesas. Hay gente que vive prometiendo y en el camino se olvida de vivir. Besos

Anónimo dijo...

'Os guerreiros não fazem promessas'
--------------
Bem há dois tipos de guerreiros. Os que pelejam por vontade própria, e os que são guerreiros à força. Acredito que qualquer um faz as suas promessas. É que há momentos em que recorremos a tudo.
Fica bem.
E a felicidade por aí.
Manuel
http://de-proposito.blogspot.com/

ondoloin dijo...

Uno puede prometer que lo intentará... y hacer todo lo posible por cumplirlo, de hecho, cumplir la palabra dada es ser responsable, te da poderío y te hace tener mucho cuidado de lo que dices.
Saludos

nk dijo...

mm,ñamñam, bienvenida deliciosa incertidumbre!

Glory dijo...

mmm supongo que hay promesas que se hacen solas, sin necesidad de decir nada, y a veces, se crean promesas simplemente con el transcurso del tiempo. Sea como sea, todo es una gran incertidumbre

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Todos somos guerreros en la vida.

Bss.

Precioso post. Hacía tiempo que no nos veíamos...¿no?

Celeste dijo...

Es siempre precioso pasar un rato en este blog que tanto aporta.
Castaneda, si se comprende, es una luz. Me alegra, se alegra mi corazón porque vibren sus palabras y queden como música provocando al ser.
Un abrazo grande, volveré siempre.

Doncel dijo...

Tu blog, siempre tan sugerente.
este post, me sugiere lo siguiente:
Más importante que la promesa, está la voluntad.
Tener voluntad de hacer algo y cumplirlo.
Besos

Erlik_Khan dijo...

Sencillamente... me encanta.

Mitakuye Oy Asin.