domingo, septiembre 30, 2007

... todavía camino a Ixtlán

Rob_Gonsalves
-En mi viaje a Ixtlán sólo encuentro viajeros fantasmas- dijo suavemente Genaro.
No entendí a qué se refería. Miré a don Juan.
-Todos aquellos con los que Genaro se encuentra en su camino a Ixtlán son nada más seres efímeros- explicó don Juan-. Tú, por ejemplo. Eres un fantasma. Tus sentimientos y tu ansiedad son los de la gente. Por eso dice que sólo se encuentra viajeros fantasmas en su viaje a Ixtlán.
De pronto me di cuenta de que el viaje de don Genaro era una metáfora.
- Entonces, su viaje a Ixtlán no es real, dije.
-¡Es real!- repuso don Genaro-. Los viajeros no son reales.

Extractos de "Viaje a Ixtlán", Fondo de Cultura Económica, S.A de C.V 1975
del original: "Journey to Ixtlán", Carlos Castaneda, 1972, Simon & Shuster.
Traducción de Juan Tovar

23 comentarios:

ondoloin dijo...

Muy flipante la imagen, ¿de donde viene, si se puede saber?

gracias

alida dijo...

Todos los viajeros son fantasmas, lo real es la huella de cada uno
Hermosa imagen
Feliz comienzo de semana

EntreRenglones dijo...

...El viaje es auténtico, lo único real. Por eso se agradece tanto encontrarse a algún acompañante de verdad... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Mi innecesario yo... dijo...

...Y es que, que mas real que esos viajes de los que uno no puede escapar... esos que exigen el desapego necesario para despedirse, no de una persona... si no de uno mismo... valentía para morir y soltar... te dejo un abrazo alma y estas invitada a mi espacio =)

Jeremías dijo...

Sé que no soy real pero insisto en presentarme bajo mi nombre, y asi cargar con tan pesado disfraz, tanta historia inútil sobre mi. Cuando pronuncian mi nombre, sé que ya no soy aquel al que llaman, pero insisto en presentarme así. Una ilusión apenas, luchando por ser real... que patética imagen...
LUCHANDO COMPAÑERA
Un abrazo

reikiaduo dijo...

Hay muchos viajes y muchos caminos, pero yo le doy prioriodad a uno: El camino que me lleva a mi interior

Sol dijo...

El viaje mas gratificante es dejar la huella de cada uno de ellos en nuestro interior y en el camino para que otros puedan elegir el camino que quieren seguir.
Un Beso .
Sol

Blueberrie dijo...

En cada paso que doy no soy la misma. Afortunadamente.

Besos.

Laura dijo...

Para ser viajero es necesario ser medio fantasmal, atravesar paredes, buscar más allá.
Abrazos

LLUVIA dijo...

Son fantasmas o son seres dormidos?
O quizá haya un poco de todo.. yo misma muchas veces voy dormida..:))

Besos Alma!

alma dijo...

Ondoloin...tiempo sin leerte por aquí.
Las imágenes son de Rob Gonsalves. Si quieres te paso alguna más.

Un abrazo

Elú dijo...

Vengo a buscar los hilos que dejó caer la montaña una noche,
hilos una vez desterrados de su casa natal,
hilos de un tejido, cestas de mimbre abandonadas
por haberse quedado pequeñas,
por haber insinuado la palabra de saltar.
Vengo a buscarte por trizadas amarras que liaban lo urdido por el mensajero,
cautivo en el escenario oscuro,
extraviado profundo de las campanas sumergidas.
No hay destino que no sean los ojos de la estrella que se acerca a su velada de carrusel incurable,
de bicicletas en el sepia,
de fibras sosteniendo los frutos del conocimiento,
de portales a dimensiones sonoras,
de destellos de arrebol,
alas para llevarnos;
lluvia del corazón,
vengo a desintegrarme para dejar cuentas tendidas a la entrada de soñar.

Susy dijo...

Alma,
aquí de nuevo.
Los escritos de Castaneda recuerdo habermelos leído como luego leí El señor de los anillos.
Solo entonces pude ser tan ingénua.
Un besito, amiga.

Gaiar dijo...

Muy bueno, los que son irreales son los viajeros...

Azul dijo...

Lo real siempre se encuentra en el alma.

Bikos.

Palavras ao vento dijo...

Linda a imagem... como belas são as tuas palavras!

Lindo!!

Beijinhos minha querida

Maria

Freyja dijo...

siempre logras encantar con tu post que logran llegar al alma
gracias por tus saludos en mi cumple blog de Sucesos y por tu compañia
te dejo muchos cariños y un buen fin de semana
mil besitos


besos y sueños

Trini dijo...

Los irreales son los demás...

Es como para los locos, el cuerdo es él. Cosa con la que muchas veces estoy de acuerdo.

Besos

Makiavelo dijo...

Los fantasmas están en uno mismo, es inutil buscarlos fuera.

Un saludo.

El cronista de la O' dijo...

Cuando vivía con mi Má, mi pieza daba a la Carretera. Mirar a los autos y a los buses pasar me daban ganas de puro andar... era como creer que un gran río me arrastraría hacia el sur, hasta donde tendría que encontrarme con paisajes fantasmas para llegar hasta donde el sol nunca se pone... eso era más allá de la Antártica.

xus dijo...

Ohh que pena, no he leido ningun libro de castaneda y no se d que van las enseñanzas.hsta pronto.xus

ondoloin dijo...

gracias Alma, ya miré en el Google y encontré algunas imágenes de Rob Gonsalves. No contesté antes pues he estado haciendo una cura antinternitis gracias a los fallos de Iberbanda, una gozada oye :)

Saludos

Anónimo dijo...

ese libro modifico de alguna forma la configuracion de mi cabeza.. y a reafirmar el mundo que percibo a cada segundo. No sabia que hacer con el tiempo, ahora descubro que no me alcanza, y aunque todavia el peso del pasado se monte en mi espalda de vez en cuando, ahora se como desprenderme de el como una mochila de recuerdos de un mundo que ya no tiene caso.