miércoles, febrero 28, 2007

Tramos de vida

Imagen de http://www.almagnus.comPablo dice, que somos como talleres y que tenemos un guardian en la puerta que deja pasar sólo aquello que somos capaces de reparar.
A mi amiga Norma

35 comentarios:

fgiucich dijo...

Muy cierto!!! Abrazos.

Alvaro dijo...

Pues a mi a veces, una de dos, o me falla el guardian o los rpuestos no llegan

Un saludo desde el agua

El Alfatercio dijo...

Todo tiene arreglo. Sólo hay que creerselo.

Un beso

AZUL dijo...

Eso dicen que todos tenemos algo especial dentro para ser reparado con mucha eficiencia!!

Mil bikos

alida dijo...

Será que a veces el guardián es secreto y muchas cosas no dejo reparar

Saludos desde mi uffsss

yole dijo...

¿Te pides cuatro?...¡Golosa!

Besos glaseados.

mnez dijo...

Se equivoca Pablo. El guardián sólo deja pasar aquellas cosas que somos capaces de destruir
Saludos

OdinGhost dijo...

¿Mi taller?
En este momento mi Carpintería está juntando polvo (no aserrín!) y las herramientas colgadas, medio aherrumbradas.
Y los trabajos pendientes están allí esperando,junto con las ilusiones, las ideas y las ganas de volver.

Falta de tiempo, que le llaman.
El "Time is money" en el que estoy sumergido... bueno... besos alma.

Nina de Papuza dijo...

La intuición que tuve hasta ahora era de que hay una proporción entre lo que somos capaces y lo que nos llega. Pero más en un sentido de posibilidad de reparación, sí de aprendizaje, aunque a veces no nos hacemos cargo de lo que entra ... y entonces queda pendiente...
La imagen tan adecuada, impresionante.

marcia dijo...

mi guardian trabaja muy bien, soy yo la que algunas veces me pongo tozuda insistiéndole en que dejo pasar algo que no me corresponde reparar........

Nacho Gallego dijo...

Me uno a Nina en mi sentir personal, como si la vida fuera un proceso de ir abriendo los regalos que estoy dispuesto a abrir ... y el guardián me los fuera dando ... aun sabiendo que abrirlos requiere un esfuerzo de mi parte.

EntreRenglones dijo...

...Algunos tramos requieren más trabajo que otros. Pero, sobre todo, resulta indispensable congeniar con el guardián...
SALUDO, ALMA: LeeTamargo.-

white dijo...

Debería ser así pero el guardián deja pasar a veces a algunos que no deberían entrar.
Besitos

Elú dijo...

Hay ocasiones donde se agolpan pedidos en la puerta, y pareciese que no nos alcanzara la energía para responder a éstos. Acto seguido, nos detenemos un segundo a lamentarnos por no encontrar la forma de ordenar las tareas, aunque tengamos certeza de que en nada ayuda el sentir lástima por nosotros. Mientras tanto, los pedidos, que nunca descansan, siguen y siguen implacablemente haciendo fila, esperando su turno reparación. Es entonces, cuando pareciese no haber salida, que aparece nuestro "cubito de suerte" y se genera el acto mágico de transformación: el guardián se transforma en fibra para hacer fluir y liberar (pese a que la forma en que lo hace, sigue siendo un misterio). Es entonces cuando la reparación y el aprendizaje se hermanan y se funden, logrando el entendimiento de la existencia como arte de liberación, poesía y acción para limpiar nuestro vínculo con el Espíritu.

almena dijo...

Y por qué no nos pondremos "manos a la obra" y que nunca haya lista de espera en nuestras reparaciones?.

Un beso!

aloren dijo...

El gran problema está que nuestros guardianes dejan pasar demasiadas cosas, lo mismo que nosotros dejamos pasar demasiada gente a nuestro lado, etc, etc.
Mas que un taller yo diría que somos la demoledora de todas las cosas.
Un beso

Julieta Urbana dijo...

mmm..
yo diría que no es tan así
porque a veces hay cosas que no podemos reparar, que nos superan...
gracias por pasar por mi blog
saludos!!

*d.:.::.:. dijo...

yo estaría más tranquilo sabiendo que no hay ningún guardián, creo que tanto lo que aparenta perfección como lo que está averiado siempre pueden ser mejorados.
un beso grande

csar dijo...

lo malo es que el guardian a veces se va a x el cafelito y se le cuela algo que nos dara demasiados kebraderos de cabeza

Millaray dijo...

Hum..sería estupendo aunque creo que mi guardián no ha tenido el placer de conocer a Pablo...que picardía:)
Besitos.

María Inés dijo...

¡Qué bueno!
¿Sólo aquello que podemos arregalr?
Muy sabio.
Saludos

ferfo dijo...

Yo más bien diría laboratorios donde ensayar y aprender de la vida.

Besotes

Luna dijo...

Todos temos o nosso guardião e só podemos entrarnas portas do templo com permissão e puros de sentidos
jinhos

MentesSueltas dijo...

Pasaba a dejar un abrazo y decirte que estoy de regreso.

Mi mejor energía.

MentesSueltas

PD: De acuerdo con esa idea...

Miel dijo...

Y si no las podemos reparar el taller es muy grande, tiene mucho espacio y siempre hay sitio para arrinconarlas e ignorarlas, lo cual no quiere decir que la avería este solucionada.

El Navegante dijo...

Hola Alma.
Luego de algún tiempo, vengo a cumplir con mi deuda de gratitud, por haber sido una de las priemras Amigas en acercarse a un post, donde dejé algo de mi corazón.
Esta vez la demora tiene varias circunstancias que la han originado, pero la cuestión que lentamnTe procuro ir retornando,veremos qué pasa.
He disfrrutado , como nos tienes acostumbrado, de Esta Interesane reflexion que se conjuga cOn una hermosísima imagen que lo dice todo.
Te dejo un besazo enorme, rogando te encuentres muy bien,

lauraBaires dijo...

Pero son muchas las veces en que nos engañamos creyendo que algo puede cambiar... Luego cuesta desalojar lo irreparable y tenemos que recurrir a medidas drásticas.

Pero bueno...
Besos

gonzalo dijo...

el idioma del secreto a la vista del mundos. besos.

blueberrie dijo...

Reparar, quizá, armar el rompecabezas...
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo deseo que mi corazón (y el tuyo) sea tan claro y abierto como el gran firmamento y los verdes prados en primavera. (Emperador Meiji).

Jesús.

P.D. Muchas gracias ;) y felicidades adelantadas por lo bien que va a salir lo que está por venir :D

Oski dijo...

Y que razón tiene!

Un saludo!

alma dijo...

Yo deseo que mi corazón (y el tuyo) sea tan claro y abierto como el gran firmamento y los verdes prados en primavera. (Emperador Meiji).

Gracias a ti querido amigo. Hasta aquí llegaron tu sonrisa y tu guiño de complicidad.
Sé que estás ahí...qué Intenso, verdad?

Un abrazo muy grande...así de oso!!!

JeJo dijo...

¿ Tendrá algo que ver con el derecho de admisión ...?

indianala dijo...

Es verdad,a veces son talleristas otras son angeles! :)

Lo bueno es en tanto vivamos, tiene arreglo.

Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

Sé que estás ahí...qué Intenso, verdad?

¡INTENTO! yo también te siento.

(y abracitos :D)

Jesús