martes, febrero 01, 2005

Para recordar el ensueño, la técnica que suelo usar, es no moverme absolutamente nada al abrir los ojos, manteniendo el estado de silencio. Entonces en un flash veo toda la secuencia o secuencias. Si consigo no moverme, porque estaba atenta, resulta que durante el día tengo fugaces visiones de partes que no estaban en ese recuerdo y son tan vívidas, esas escenas, que realmente se solapan las realidades.

No hay comentarios: