miércoles, febrero 02, 2005

El muro de las limitaciones.


Más allá de nuestras limitaciones personales, existe un mundo lleno de posibilidades, que se vislumbran, pero no se expresan porque el miedo las enmudece.
Nuestros miedos son nuestras potencialidades reprimidas

2 comentarios:

C.Claudel dijo...

Hola, pasaba por la blogosfera y me he detenido a leer lo tuyo. Es muy agradable pararse un poco y tener un par de pensamientos fuera de toda la histeria que nos rodea.

Nina de Papuza dijo...

El miedo, el gran atontador.
me parece que muy poquitos miedos son instintivos y necesarios.