miércoles, diciembre 29, 2004

Más allá de nuestro mundo

Hay algo que, aunque no cuestiono, me cuesta aceptar y es que este Universo misterioso e insondable nos lleve paso a paso, pisando otras huellas. Decía Ken Wilber, que cada camino te mueve el punto de encaje en una dirección, y eso en cierto modo lo puedo vislumbrar, cuando recito mantras o medito. Pero cuando rompo los esquemas lineales de la mente, para adentrarme en el otro lado, no comprendo las diferencias entre lo subjetivo y lo objetivo, ni los procesos secuenciales y me descuadro, sobre todo al comprobar que efectivamente hay un orden que rige.

No hay comentarios: