viernes, julio 18, 2014



El Tantra Madre dice que, si uno no está consciente en la visión, es poco probable que pueda estar consciente en la conducta. Si uno no está consciente en la conducta, es poco probable que pueda estar consciente en el sueño.  Y si uno no está consciente en el sueño es poco probable que pueda estar consciente en el bardo después de la muerte. 
 

1 comentario:

Alberto Zambade dijo...

Que gran verdad, tan interesante como siempre leerte Alma.

Ser consciente de que estás vivo es vivir consciente en tu espíritu. Su importancia es vital para revelar las conductas que impulsa al ser humano en su acción de estar vivo.

Un fuerte abrazo desde España.