lunes, abril 13, 2009

Poniéndonos a prueba...



A veces abrimos puertas por las que no pensamos entrar

17 comentarios:

amigoplantas dijo...

Con frecuencia, y con frecuencia es con frecuencia, he iniciado caminos que me parecían lógicos y que no han avanzado ni me han llevado a ninguna parte

Estrella Altair dijo...

Pues mira no estoy muy de acuerdo pues abrir puertas... quizás ... podrias haberla evitado.. pero seguro que si la atraviesas.. y sacas conclusiones positivas, creces y maduras... de todo se aprende.

Un beso

PIER BIONNIVELLS dijo...

Asi es hija!!
A veces suele pasar!!
Que tengas una buena semana...
Aqui te dejo abrazos.

Erlik_Khan dijo...

Una cosa es iniciar unos caminos, que al final descorres, en ese sentido no lo veo mal, hay que probar, y equivocarse, es la mejor forma de crecer. Otra es abrir por abrir, a eso nos enseña la sociedad actual, culo veo y culo deseo....(uy como suena :oX ) abrimos puertas sin una necesidad real, tan solo porque otro la abierto... solo por eso... me recuerda a uno de los nombres de uno de los bandidos de mi ultima entrada de Viaje al Oeste: "la Mente-que-percibe-y-codicia-la-posesión-de-lo-percibido"

Anónimo dijo...

.abrir ,cerrar puertas..!cuantas veces estamos equivocados.¡..cerramos la puerta que necesitamos, engañandonos a nosotros mismos..lo he vivído, lo sigo viviendo..con mucho dolor..

El que corre con lobos dijo...

¿Es la curiosidad la que nos lleva a arriesgarnos a vivir nuevas experiencias?
Las puertas son una separación entre lo conocido y lo desconocido. Cruzar el umbral es correr el riego, puede ser un acto valiente o un acto temerario. Por ello es bueno fiarse de nuestros sentidos del discernimiento y de la intuición.
Puedes abrir una puerta para ver lo que hay detras; si te gusta lo que hay por descubrir o no.
¡Ojo que no sea la tapa de cierta caja! En este caso ciérrala de seguida.
Un saludo a tod@s.

Z. dijo...

Estoy con el comentario de Erlik :), la mente es muy codiciosa y muy curiosa.
Un abrazo!

Alba dijo...

Sí, a veces esas puertas se nos escapan de las manos.

Besos

Bacdiras dijo...

A veces hacemos tantas cosas...
Un besillo.

fgiucich dijo...

Y nos perdemos de descubrir el misterio. Abrazos.

esperanza dijo...

A veces, escapamos por las ventanas, ó se nos cuelan por las rendijas...ó tenemos tres puertas abiertas ó ninguna de éllas...ó...

añil dijo...

A lo mejor no nos gusa lo que vemos al otro lado.

Besos

ASHRAM ARUNACHALA dijo...

Nada es casualidad en el Universo, nadie abre nada por voluntad de la personalidad, del "personajillo" que creemos ser, tras la acción de la Prakriti subyace la Voluntad del Purusha. Una puerta suele ser un acceso a otro plano a otro estado de conciencia, pero suele estar defendida por el Morador del Umbral, que solo deja pasar al que se ha cualificado, al que ha hecho el trabajo...

Gaudiosa dijo...

¡Qué cierto!
Pero el autoengaño es tan grande...

bluebell dijo...

Existen puertas que debes abrir, y otras que no, pero como saberlo si ninguna tiene letreros.... me gusta tu blog :D

sankaradas dijo...

Hola Alma.

Hay una frase que me gusta mucho y que tu post me la ha recordado:

Ahora que has derrumbado la pared a cabezazos, dime que harás en la habitación vecina.

Namasté

noemi dijo...

Y eso es a veces muy mala onda para el otro.... no?