jueves, junio 14, 2007

Castillos en el aire.


Hay momentos en que el entusiasmo y la euforia nos invaden.
Nos sentimos emprendedores, cargados de energía y queremos compartir con los demás ese sentimiento.
Todo este torrente de fuerza hace a la persona de acción y puede ayudar a conseguir metas.
Otras veces, la importancia que le damos a los hechos nos compromete por encima de nuestras fuerzas, de modo que el espíritu emprendedor se trasforma en tensión y estrés. Convertimos nuestro ideal en fanatismo. La abnegación que nos movía en principio, muta y se convierte en exigencia, impaciencia y obsesión.
Desde ese momento tratamos de convencer y convencernos; esa actitud direcciona nuestras miras hacia un solo punto, que suele argumentarse a sí mismo con valores morales elevados.

El apasionamiento exagerado lleva al desgaste, no sólo físico, sino mental, emocional y energético.
Al desmenuzar el quijotismo que nos impulsa, quizás descubramos que hemos creado castillos en el aire para ocultar aspectos de nuestras vidas que no nos agradan. La mente establece el mecanismo de escape que recrea mundos artificiales y que permite vuelos cortos y gratos que antes o después caen por su propio peso. Es el resultado de proyectarnos sobre el mundo y sobre los demás.

Bach denomina a este estado: “Vervain” y dice del que lo transita, que el propio impulso suele hacerle negar la necesidad de un tratamiento ya que éste obligaría al sujeto a estar más pendiente de sí mismo.

21 comentarios:

Elú dijo...

Recoger la sabiduría de la experiencia de Ágape en su totalidad, es también la búsqueda constante del verdadero gesto de humildad en nosotros, ese que nos reconoce en nuestra pequeñez, que llama nuestra atención y nos regresa de inmediato a enfocar la vista hacia el propósito; así, levantamos sobriamente, damos gracias, tomamos la pala y regresamos nuevamente al trabajo de labranza, regresamos al ciclo.

Bendiciones y polillas para ud.

Noa- dijo...

Quijotes en una vida suspendida en el aire, volando hacia quimeras perdidas.

Saludos

fgiucich dijo...

Como todos los extremos, la pasión elevada a su enésima potencia, también destruye. Pero qué bueno es, de vez en cuando, construir castillos en el aire. Abrazos.

Raphaël de Valentin dijo...

Me viene a la mente, tras leer esta entrada, una frase de cierta novela de Balzac:
..."Querer" nos abrasa y "Poder" nos destruye; pero "Saber" constituye a nuestro débil organismo en un perpetuo estado de calma".

Me ha gustado tu entrada.
Un cordial saludo.

Azul dijo...

No hay mejor momento en la vida que saber que no es un sueño, ni un delirio, que no es necesidad sino...bienestar.

Bikos.

Marc y Damaris dijo...

Espada de doble filo...cuantas veces me he encontrado alli.
Alma siempre tan acertada.
He publicado un nuevo blog de ecologia domestica, a ver que te parece: http://vivirverde.blogspot.com/

Alba y Alvaro dijo...

Si, a veces el esfuerzo en bus ca de las utopías nos hurta la realidad, pero tampoco hay que olvidar que sin esas utopías y el esfuerzo de quienes las buscaron, hay realidades que no serian tales.

Besos desde el agua

alida dijo...

Alama, hoy este post me hizo mucho reflexionar, llevare mi vida con calma para no tener estrés será una de mi metas
Un abrazo grande

Calucita dijo...

hola alma :)
tu comentario en mi blog acerca de que era una "historia pasional" al leerlo ahora en tu blog me dejó una idea como de que no era algo muy bueno el modo del cual vivo con mis ideales
:(
la idea era justamente lo contrario, pues ellos me dan fuerza para emprender,no solo por mi,sino por lo que creo justo!
Muy bello tu blog, sobre todo el de los mantras!!

Jeremías dijo...

Un hombre parado al pie de la montaña.
Trae una herramienta en sus manos.
La montaña lee su proposito y rie del hombre.
El hombre escucha calmo su risa y comienza a trabajar, sin vacilaciones.
La montaña no sabe lo que un hombre con intento inflexible puede llegar a realizar...

Miramos constantemente al fracaso como niño que mira a sus mayores para permitirse hacer algo.
Pongamos nuestra vida en el camino de los que triunfan ante todo. Un camino guerrero que se nos muestra deseoso de ser recorrido.
Saludos Alma...

Cripto dijo...

Hola, estoy intercambiando links con gente de otros blogs, para aumentar el tráfico de visitantes ¿te apuntas? Por favor, avísame en mi blog.

saludos a todos y pasaros por mi blog, ya me diréis...

El cronista de la O' dijo...

jiliLeí y releí tu post y escuché todo el tiempo el clásico de Alberto Cortez "... y construyó castillos en el aire, a pleno sol, con nubes de algodón...". ¡¡Qué melodías!!, en casa de mis viejos, en la radio A.M. y a punto de partir al colegio!

feliz-ahora dijo...

Son "tan" y "tan" entusiastas en su vehemencia por "convertir" a todo quisqui a la "verdad"

Servidor ha tenido el honor (porque se trataba de gente que tiende a la honorabildad), de conocer a más de uno

Les iría bien, eso sí, un poco de buen sentido: Reirse, comenzar a reirse de uno mismo

Claro que además de Verbena les puede ir bien Agua de Roca, Vid...

TOROSALVAJE dijo...

Sé que lo que dices, lo sé muy bien, llega un momento en que incluso te has de parar, como si te paralizaras, has de coger aire y si conviene renunciar a cualquier tipo de meta para disfrutar de lo que ya eres. Una carrera sin final no es una carrera es una tontería.

Besos.

Natinat dijo...

Hola Alma!! ¿cómo estás querida amiga?... Como siempre, mucha sabiduria en esta disertación con la cual concuerdo plenamente ya que es una de mis reflexioens más frecuentes...

Besos con cariño

Nati

marvision dijo...

Me ha gustado mucho lo que dices y me deja pensando...gracias
besos de marvision

MentesSueltas dijo...

Pasaba a saludar y tus letras me obligaron a reflexionar... que no es poco. Muy interesante el tema.

Te abrazo.

MentesSueltas

LauraBaires dijo...

La madurez enseña a buscar el equilibrio entre la euforia y la depresión. Ninguno de los dos extremos es sano.

Daniel dijo...

Una gotita de luz, que estaba en el centro de una nube, queria desprenderse y volar junto a sus hermanas . Entonces un dia, canasada de tratar de caer, le pregunto al cielo que es lo que debia hacer para lograr su sueño. El respondio:
¡Recuerda lo que eres, una gotita, hazte liviana y volaras por el infinito!

ferfo dijo...

Detectar las necesidades no resulta tarea fácil, ocultarlas nos hace maestros de no querer sentir. Y es que, a veces, duele tanto!

Besotes

Anónimo dijo...

Me recuerda una frase que siempre me dió que pensar, que a mí me habla de magia, de intento... :

"No llores por haber hecho castillos en el aire,
vamos a poner los cimientos debajo."