martes, octubre 07, 2014


No temer a lo que viene porque igualmente vendrá

1 comentario:

Narci M. Ventanas dijo...

Pero si vemos una roca rodando hacia nosotros, siempre podemos intentar apartarnos de su camino.

La cuestión no es que venga o no, sino que nos alcance o no nos alcance (tanto lo bueno como lo malo)

Saludos