domingo, junio 09, 2013

 
 
Salir de la ambiguedad permite al otro posicionarse
 
 

1 comentario:

releante dijo...

Lo ambiguo provoca que el otro no sepa que piensa, ni tu tampoco, por lo que el diálogo se vuelve inútil. Un abrazo