viernes, marzo 26, 2010

Atribuir la sombra a otros

16 comentarios:

OdinGhost dijo...

Y la luz? también será de los otros?

Anónimo dijo...

si así fuera habría equilibrio

XanKaiSen dijo...

jeje, a quién no le ha pasado :)

alma dijo...

La sombra se halla esculpida en nuestros músculos, en nuestros tejidos, en nuestra sangre y en nuestros huesos. En nuestro cuerpo, en fin, se halla grabada toda nuestra biografía personal presta a ser leída por quienes conozcan aprendido su callado lenguaje. Zweig Connie

Erick Bojorque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.

Es una imagen muy interesante.
Le felicito Alma, la minuciosidad.

Ante la luz, todo brilla...
Pero..."eso que brilla" puede producir sombra que engaña.

De finos ropajes se viste la maldad, y tras las rejas hombres santos están.

Atentamente
Erick Bojorque

Lidia M. Domes dijo...

Es que sólo en los otros vemos reflejada nuestra sombra, en nosotros la mayoría de las veces es inaccesible...

Pero de ahi a creer que eso que vemos, gracias al otro, sea de él o ella y no nuestro... hay una gran diferencia.

Cariños,

Lidia

fgiucich dijo...

Para evitar que la perdamos, seguramente . Abrazos.

En el Ser... dijo...

Mi querida Alma

La proyección de nuestras sombras en los demás...debemos darnos cuenta de lo oculto que puede estar vibrando en nuestro inconciente, en nuestro interior, aquello de lo que culpamos y le atribuimos a los demás y realmente nos pertenece...

Un abrazo cariñoso Alma
Maribel

añil dijo...

Demasiado habitual, por desgracia.

Besos

celebrador dijo...

Tú que sabes de visión aural, se tomaron por alas lo que eran obviamente otras cosas

Pasa igual con las coronillas de los santos

Z. dijo...

Ser conscientes de las proyecciones.
Un abrazo!

H. Chinaski dijo...

Es difícil aceptar la realidad y fácil atribuirla a otros

Besos Alma

Joy dijo...

"Como es adentro, así es afuera"

Proyectamos en otros lo que nos resulta difícil vernos.

Gracias, querida Alma por tu contundencia. En dos palabras sintetizas genial!

Un abrazo grande

Miriam dijo...

La sombra solo es nuestra... solo puede confundirse con la completud de un otro... pero siempre es nuestra...
Besos

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir este blog del alma,
y me hizo recordar, que tengo una lucha
con mi cuerpo físico, pues estoy convencida que en mi somos dos, ¿yo? es
el alma...
Esta sensación hace que me sienta diferente.
Saludos