jueves, septiembre 03, 2009

Movimiento y vida

Fotografía: Zurab Kurtsikidze

Los cambios profundos implican grandes revoluciones internas y externas

18 comentarios:

José Ignacio dijo...

La revolución interna, pienso que produce inevitables cambios profundos en todas las dimensiones. Precisamente hace poco escribí algo con respecto a esto. ¡Si conociésemos nuestro poder interior! Saludos.

Danno dijo...

quiero una bandera naranja!!

julio dijo...

Estoy con Jose Ignacio en que la revolución interna produce cambios profundos a nivel personal y en la parte que le corresponde, a nivel más general

Un abrazo

peregrina dijo...

Hola Alma...

Tambien estoy de acuerdo con tu post....pero...

Quiero cruzar el puente para ir al otro lado...pero parece que hasta que no llegue el momento que tiene que ser...,espero confiada y paciente (pero impaciente) que por fin se dé .

peregrina dijo...

Esta noche de luna llena ...yo tambien quiero una bandera naranja!!!

ASHRAM ARUNACHALA dijo...

En todos los niveles de un plano existencial, todo cambio implica una crisis, interna y externa...
Es romper un esquema, para cambiar algo, para dejar atrás lo viejo...
y crecer...es un impulso natural hacia la perfeccion...
Y siempre el poder instituido, sea politico, o sea nuestro EGO PERSONAL, tratan de impedir el cambio por todos los medios; a veces la manera es cambiar un poquito, para que no cambie nada...
Abajo con la tirania de los tiranos,especialmente con la tirania "egoica", la más esclavizante de todas !

H. Chinaski dijo...

Querida Alma
Los cambios profundos empiezan por las pequeñas cosas y sobre todo con uno mismo antes de convertirse en revolución.
La revolución, tanto interna como externa es como la avalancha cayendo por la montaña, no hay quien la detenga.
Pero para producirse una avalancha, primero un pequeño copo de nieve ha tenido que iniciar la caida empujando a un compañero, y este a otro, y este a otro.......

Besos

Trini dijo...

Así lo pienso.
Comenzando siempre por las internas.

Abrazos

amigoplantas dijo...

¡Qué buena fama tienen los cambios y las revoluciones!, y no es que esté mal en si mismo cambiar y revolver (si a uno le apetece hacerlo), es que mientras nos centramos en ello se corre un cierto riesgo de olvidarnos de agradecer lo que ahora mismo tenemos

Miriam dijo...

Por sobre todo interno... pequeño trabajo ese!, no lo dudes...
Besos

Alex dijo...

y así arrasan, pero cuando escampa, qué sensación de limpieza y libertad!

Anónimo dijo...

preciosas palabras las del encabezamiento.

mixtu dijo...

luego... las revoluciones són necesarias para el movimiento de rotación de nuestros seres...

abrazo serrano y europeo

Z. dijo...

Hola Alma! Sí, Movimiento y Vida, en el fondo la misma y única cosa, que se llama Conciencia.
Un fuerte abrazo!

Diosaoasis dijo...

Indudablemente sugiere cambios a veces para bien o a veces para mal, esperemos que siempre sea para bien de todos.
Respetando las ideas se puede lograr más.

fgiucich dijo...

Todo cambio implica una crísis y la crísis nos lleva al crecimiento. Abrazos.

Viv. dijo...

Aceptar aquel camino que las entrañas nos dicta seguir a veces sin mapa actualizado; arriesgarlo todo, asumir los riesgos que toda revolución implica. Descreo de las revoluciones colectivas; el cambio individual sí es posible.

Besos, desde mi nueva geografía.

Bacdiras dijo...

Hágase la voluntad!
Un abrazo.