lunes, junio 19, 2006

Retorno

He decidido recuperar mi tiempo. Empezaré por los recuerdos.
Soy un conocido futbolista, me deslizo con rapidez por la hierba, avanzo con el balón entre las piernas, regateo a ¡dos,tres defensas!, disparo con la zurda y el balón se cuela por la escuadra de la vieja máquina de coser de mi madre.

Mi hermana entra y dice que basta ya de golpes con la pelota de tenis, que me esperan todos en la mesa.

Fin del partido. Bajo el interruptor, se apagan los focos y cae la oscuridad sobre la moqueta verde de mi cuarto.Tengo treinta años, un buen empleo y una casa, pero un dolor me oprime el cuerpo y, cuando llegue la noche, mi madre no vendrá a la orilla de esta cama para rezar las antiguas oraciones.

Pablo Echart Orús

42 comentarios:

Hugo dijo...

Muy buen texto.
La nostalgia, a pesar que algunas veces pareciera demasiado lastre, es en realidad el motor que nos inspira a algunos a seguir, o cuando menos a intentarlo todas las veces que se pueda.
Sin embargo, el tiempo perdido no se puede recuperar...

Hugo dijo...

Hice un esfuerzo enorme para no poner : ¡pri!

noemi dijo...

Si, lo no retornable a veces es tristísimo...

OdinGhost dijo...

c´est la vie!
Una canción declara:
"Se aferra el corazón a lo perdido
los ojos que no ven miran mejor
cantar es disparar contra el olvido
vivir sin ti es dormir en la estación"

"Y la vida siguió... como siguen las cosas que no tienen sentido..."

Creo que mientras esos recuerdos y esa nostalgia no nos estanquen... no nos enrieden en tristezas, es mejor tenerlos a mano! y disfrutar de lo que somos, o acaso ¿no somos el resultado de nuestro pasado así como nuestro futuro será el resultado de este presente?

¡¡¡Que bueno tener esos recuerdos!!!
(que feo es guardar frustraciones)

AZUL dijo...

La melancolía es innevitable que nos visite alguna vez en la vida. Los momentos dificiles nos impulsan a seguir...a continuar y a pesar de no tenerlo todo siempre de nuestro lado se disfruta.

Uun biko!!

Noa- dijo...

Supongo que una vez pasado el duelo del dolor, los recuerdos nos reconfortan, acariciandonos el alma.

Saludos

novivo dijo...

Volver a ser niño, es un deseo que todos llevamos dentro. Volver a jugar haciendo trabajar nuestra imaginación, ser inocentes y tener la calidez y protección de nuestros padres. Peor así es esta vida, llena de etapas

reflejos dijo...

El recurrir a la nostalgia, a la añoranza de algo que tuvimos es un manera de recordarnos que seguimos vivos. No seríamos nada sin los recuerdos.
Bello texto.
Besos.

Luna dijo...

As nossa luzes acendem-se e apagam-se de momento a momento
beijinhos

JUDAS dijo...

como me sorprendes cada vez mas..una palabra tuya bastara par sacrme uns onrisa y un pensamiento!!! eres genial

un abarzo

gota de tinta dijo...

la magia de evocar, de traer al presente ls recuerdos...amo esa magia, es como el elixir de la larga vida mental, las fotos de los momentos mas bellos, siempre, con uno.

besitos!!!

Mentacalida dijo...

Yo me agarro a la nostalgia
cuando me pierdo y me siento sola
a los instantes de sonrisas y caricias,al paisaje antiguo que vieron mis ojos... y sigo,sigo!.

besos.
Gracias por pasar por Fuera de menú.

Menta

Lety dijo...

Hermoso texto que nos muestra la ambivalencia de los sueños. Cuándo vives? cuándo sueñas? es mejor no saberlo

Besos Alma

Freyja dijo...

uiii, deja una nostalgia muy grande
porque sera que cuando llegamos a adultos, dejamos tantos bellos sentimientos guardados
gracias por tus lindos saludos en Sucesos, gracias
te dejo mi abrazo muy grande y mil sueños, que mañana sea un bello dia



besos y sueños

almena dijo...

los recuerdos, la nostalgia, la melancolía por lo que forma parte de un pasado que no vuelve...

un beso

blueberrie dijo...

Recuperar los recuerdos para retener en ellos a alguien que ya no está y replantearse ciertas cosas: el logro de algunas metas no compensó el valor de todo aquello que se perdió.

Hermoso texto, besos.

Trini dijo...

Y es que cuando nos ponemos a recordar la melancolía nos avasalla con sus zarpas. Y el sentir que ese recuerdo se perdió para siempre hará fuerte a la soledad, que ríe a nuestro lado...

Besos

El cronista de la O' dijo...

yo en mi casa de niño, que era chiquísima, tenía como 5 canchas diferentes...

el fútbol es vida que circula por mis venas; la nostalgia de las pichangas con mis amigos, es más vida todavía.

excelente post; eso es lo rico de navegar por los blogs de tanta gente que escribe por ahí, ¿no?

chocoadicta dijo...

Quien inventara una máquina del tiempo para regresar al pasado de vez en cuando...

Àngel dijo...

"...ella no vendrá a la orilla de esta cama y así, con los ojos llenos de su mirada, mantendremos el recuerdo que nos hace viajar, avanzar, reir, llorar, amar y pensar que alguien, algun dia dira con cariño que nosotros ya no volveremos más a la orilla de su cama..."

Isabel dijo...

La nostálgia es el producto de quién ha vivido cosas hermosas...

Marya dijo...

No hay nada más triste que un recuerdo feliz.
La añoranaza, la nostalgia... puede convertirse en un mal acompañante mirando hacia el futuro..

Un abrazo Alma

El Navegante dijo...

BIENVENIDA A BORDO,te agradezco tu visita y tus comentarios, Alma.
Y relamente, quién non recuerda ese instnte sagrado de la presencia que invoca el autor que traes a la palestra.
Interesante muestra de sensibilidad en tres escenas cotidianas que lo dicen todo. Exclente elección.
Un fuerte abrazo ( ya iré a navegar por tus otros blogs)

Sacri dijo...

Bonitos y nostálgicos recuerdos, quien no ha sentido alguna vez la necesidad de volver a ser niño?, pero la vida es asi, con sus pros y sus contras, nacemos, crecemos y morimos para que otros continuen, pero si nos llevan en el corazón, como tú llevas a tu madre, nunca los dejaremos, nunca moriremos.
No olvides nunca esos recuerdos tan maravillosos, ella está contigo.

Un abrazo

almaenamorada dijo...

A VECES LA NOSTALGIA NOS LLENA DE LLANTO..OTRS DE FELICIDAD..

TE ENVIO UN ABRAZO!
=)

SALUDITOS!

yole dijo...

La voluntad no falta...
Besos voluntariosamente encantados.

Chinasky00 dijo...

Ufff que fuerte, me trajo muchos recuerdos de infancia.

Darthz dijo...

Es uno de esos textos que se ve que están escritos desde la nostalgia más sincera, desde el recuerdo más entrañable y a la vez amargo.

Un abrazo.

inma dijo...

Qué duras son esas opresiones ante la ausencia de alguien querido..

Besitos.

alp dijo...

Precioso post!! ;D

stel dijo...

muy lindo! los recuerdos tienen que estar presentes y ayudarnos a ser mejores :)
besitos,
^^

punkserastu dijo...

Bonito texto Alma. Creo por eso le temo a la hora de que llegue el "buen empleo" y la "buena casa", porque después pueda que llegue también ese dolor en el pecho...



Saludos y besos.

El Brujo dijo...

HABLANDO DE FUTBOL, APLAUSOS PARA EL MAS GRANDE, PARA DIEGO ARMANDO MARADONA...

yoymimismo dijo...

y sin embargo...ellos están, de una u otra forma...en esencia, o en luz...O bien...detrás de los ojos de Dios que nos mira...

Besos,

Isaac

LeeTamargo dijo...

...Crecer es inevitable, aunque también lo es saber crecer. En ocasiones los sueños incumplidos nos persiguen y exigen su turno...
SALUDANDO: LeeTamargo.-

indianguman dijo...

ah... la niñez debiera ser nuestro estado de siempre, amén

saludos, conmovedor texto.

MentesSueltas dijo...

Nostalgias, angustias y recuerdos... una trilogía tremendamente presente en nuestras mentes...

Un abrazo y FUERZA.

MentesSueltas

Alea jacta est dijo...

La nostalgia siempre duele, los recuerdos siempre estaran ahi.

Besos.

Alexia dijo...

simplemente asi es la vida, ada más al resignacion es parte de ella acompañado claro con un dejo de melancolía
besitos hermsoso espaio felicidades

CABEZÓN dijo...

Hola:
Me trajo muchos recuerdos lo que escribiste, de mis partidos de fútbol en el comedor, mi pieza y siempre el susurro de mi madre que decía “No juegues dentro de la casa con esa pelota…” Bueno gracias a Dios todavía la conservo y puedo recordarle esos episodios de mi niñez y recordarle que fueron los partidos más importantes de mi vida.
Un beso y un golazo….

Pedro (Glup) dijo...

Ya, es una forma, escribir, pero el dolor de esa ausencia no se calma ni así.
Queda otra, madurar,(pero tampoco da resultado). Abrazos.

ami dijo...

Demonos la opurtunidad para existir y morir sin apegos, dejemos a la sabia muerte que nos hable de lo limitados que somos, en esta forma y de este modo, es una parte más de la hermosa experiencia de vivir; y los recuerdos son existencias que nos enpujan al furo diario, día a día, con amor para seguir sin temores.

mucha luz.