lunes, diciembre 12, 2005

Historias...

Un científico que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día, su hijo de 6 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objeto de distraer su atención.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo; justo lo que precisaba.

Chema Madoz




Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo:
'Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie'. Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así.
Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente:
"Papá, papá, ya hice todo; conseguí terminarlo...."
Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiese conseguido componer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.
Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
"Hijito, tú no sabías como era el mundo, ¿cómo lo lograste?"
"Papá, yo no sabía como era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.
Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era. Y cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo."

48 comentarios:

Nohayviento dijo...

Me quedé sin palabras Almita.... ahhh, los niños, y eso que tengo a la peque en casa que me da estas y otras lecciones, pero es que son maravillosos!! Nunca, nunca, hay que subestimar a un niño. Besos.

sonela dijo...

Una respuesta para quedarse callado. La simplicidad de los niños a veces nos deja anonadados.
Un mapa de besos :)

Cristal dijo...

Si algo no funcciona por un lado, antes que empeñarse en sus certezas y costumbres, mejor cambiar de punto de vista, en la tranquilidad y la confianza. Los niños siempre nos dan lecciones de simplicidad y mucho más. Suelo decir que son mis maestros.
Un cálido abrazo!

Luunna dijo...

Los niños ven con los ojos del alma, por lo tanto dedujo algo muy simple, si el hombre esta bien, el mundo estara bien.
Fantastica deduccion, Alma querida un beso desde este mi pais muy calusoro, que tengas una linda semana
Luunna

Nelson dijo...

Que bello y hermos relatato. me encantó.

y aprobecho para pasar por aquí a dejarte un saludo y un deseo de que todo este muy bien.

Que estas navidades te traigan los mejores deseos que jamás esperaste recibir, acompañados de paz, armonía, amor y mucha prosperidad en unión de aquellos seres que tanto te quieren

Un abrazo Nelson

toshiro dijo...

Ojalá que los ojos de los niños nos sirvan para volver a ver.
Un abrazo

Pancha dijo...

Genial! Los ninhos tienen esa genialidad inocente que nos ensenha que todo tiene tiene solución, a veces mucho más simple de la que los adultos creemos, espero aprender eso de mis hijos... un abrazo... y gracias por tu comentario en mi blog

aminuscula dijo...

Y el niño, con su mirada fresca vió cual era la manera de recomponer el mundo roto, cosa que el científico dudo que haya logrado por más días que pasara en su laboratorio.

Un beso

almena dijo...

cómo puede dejarnos sin palabras la espontanea deducción de un niño.
Cómo puede enseñarnos.
Acaso el científico había pensado siquiera en lo fundamental?
El niño, inconscientemente, lo sabía.
Primero "arreglar" al hombre. Con el hombre "roto", nunca podrá arreglarse a todo un mundo.
Excelente tu relato, alma.
Un beso

Isthar dijo...

Qué maravilla de cuento ;)

Y es que es bien cierto que sin arreglar al hombre poco arreglo tiene el mundo...

Un abrazo

MAURA_ dijo...

Los niños y sus lecciones y las tuyas amiga que bonito comenzar así la semana.
Un gran beso.

noemi dijo...

Que bonitoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Milena dijo...

Corazón y razón de niños, es lo que necesita el mundo. Creo que invocar a nuestro niño interno para que nos acompañe durante la jornada e intentar ser algo lúdicos en el diario vivir es un buen comienzo. Sonrío y agrego: danzar en círculo, jugar a la ronda, ejercer nuestro derecho a no ser ni parecer perfectos... Un gran abrazo, gracias por tus notas, visitas y comentarios

Meriel dijo...

Me ha encantado la historia, es buenísima. Y qué razón tiene, los problemas no los tiene el mundo, los tiene el hombre. Ojalá fuera tan fácil arreglar al hombre como si fuera un puzle. ¡QUé pena!

Un besitooo.

Nacho dijo...

Me ha maravillado tu cuento. Llevo meses expresando en mi blog como vivir integrando todos los aspectos de la vida; lo interno y lo externo, la evolución de todas las cosas, lo transpersonal, .... Y tu con un cuento expresas todo esto de manera magistral.
Mientras sanamos a cada hombre, sanamos las culturas, y sanamos al mundo. Todo esta unido y es parte del mismo proceso.
Sigamos reconstruyendo el puzzle, por ambos lados ...
Cuantas metáforas se me ocurren ...
Gracias por la inspiración

yole dijo...

Pasé por tu casa,
abierta la puerta estaba
para arreglar el mundo...

LeeTamargo dijo...

...Perfecta parábola del mundo que tenemos y del que podría ser, Alma. Un motivo más para trabajar, construir y conservar un mundo donde los niños sean posibles...
SALUDANDO: LeeTamargo.-

Matego dijo...

"El mundo no es como lo creemos, sino porque nosotros lo creemos como lo pensamos".

Saludos!

alma dijo...

Ante todo aclarar que ese cuento no lo he escrito yo, es una especie de historia urbana que circula por la red desde hace tiempo.
También quiero dar las gracias a mi amiga Carme, por la foto, que en definitiva fue lo que me hizo recordar la historia en cuestión.
Un enorme abrazo para todos y cada uno de vosotros.
Gracias, amigos

Alma dijo...

Pués sí, buena falta nos hace a los hombres (sobre todo a los q tienen podder) que nos arreglen, así el mundo sería mundo y no el popurrí de riqueza pobreza q hay.... tanta diferencia, y en esencia somos todos iguales...
Cuídate, besos y un big abra:
Alma;) (f)

Óscar dijo...

Tan sencillo... y tan profundo.
Un abrazo

gota de tinta dijo...

que hermosa historia!!!!!! me gusto mucho y me conmovio particularmente, es de esas que hacen sentir junto con pensar, y yasta!!! todo completo como el mundo...besitos y gracias por compartirnosla....

OdinGhost dijo...

Saber que todos tenemos "Poder" y que todos somos piezas de ese rompecabezas,
Entender que cuando nos miramos en el espejo nos vemos al revèz,y talvez por eso no encontramos nuestro lugar;
que cuando decimos que los demàs tienen que cambiar las cosas algùn otro nos està incluyendo en ese "demàs"
y que seguramente tenga razòn en que no hacemos lo que nos corresponde, lo que podrìamos hacer...
asì sea armar un rompecabezas al revez...

varo dijo...

Habrá que hacerle caso al niño...

Bonito cuento!!

Un besito!

Roberto dijo...

quien tuviera ojos de niño,para no ver ciertas cosas.
me ha gustado.
verdaderamente precioso
roberto

Nina de Papuza dijo...

Buenísimo. Eso es lo que pasa, aunque nos cueste creerlo. Mientras no cambiemos a nivel individual, el resto, es utopía. La guerra no está afuera, eso es el reflejo, la guerra está en el interior de los hombres. Primero tenemos que "arreglarnos" por dentro. Lo demás viene como consecuencia. Muy muy buen post.

Trini dijo...

El nió era más inteligente que el papá cientifico y es que no hay nada como la sencillez.


Un abrazo, buena lección

Kuan dijo...

Precioso relato, alma. Un mundo con el hombre roto, no tiene sentido.

Un beso

Tyler Durden dijo...

Genial, buen relato con moraleja y todo.

cinodo dijo...

muy buen relato... y excelente enseñanza...


p.s. gracias por ir a visitarme a mi blog

Anónimo dijo...

Cambiarme a mí, para que cambie el mundo. Estoy de acuerdo, alma.
Dejo saludos.
ZAIN

pm dijo...

has dibujado una sonrisa en mi rostro. gracias

white dijo...

Precioso relato, nunca me cansaré de decir que la lógica de los niños salvaría el mundo, que pena que al crecer se pierdan sus respuestas.
Besito

Polaf dijo...

que puedo decir Alma: que bonito, que bonito lo escribiste. Un beso a ti también.
Pola(f)

Polaf dijo...

Bueno,aunque no lo hayas escrito, fue lindo leerlo y lindo de tu parte ponerlo escogerlo para tu blog
Besos.
P.

Charles de Batz dijo...

Final inesperado y bien bonito. Da pie, creo yo, a muchísimas interpretaciones, y esa es una de las cosas hacen más deliciosa la lectura de un texto.

Salud y Fraternidad

Karl Andrews dijo...

Que bella parabola, llena de reflexiones que se aplican a nuestra vida diaria...

Eres muy sabia con las palabras...

Saludos
Karl

P.D. Gracias por tus comentarios en mi blog!

Cainista dijo...

Simplemente hermoso...

Besos
[Cain]

Magafin dijo...

Gran reflexión.

capitan dijo...

los niños siempre nos hacen pensar

Microesfera dijo...

Gracias, es de veraz muy bonito.

alma dijo...

Gracias a ti Micro.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hacer crecer lo profundo que soy ayudado de almas como tu que me ayudan a sentir lo que soy..gracias.

sphnx~ / Francisca Armas dijo...

Hola, Alma, saludos =)

Precioso tu cuento, realmente me conmovió...

Y por ello te quería preguntar, de donde lo has sacado? Estoy haciendo mi tésis sobre cuentos, y me encantaría saber la fuente de este relato =)

Ojalá me puedas dar alguna pista!

Ah, además, si quieres, tengo muchísimos cuentos que podría enviarte!

Bueno, mucha suerte,
y gracias de ante mano =)

Francisca~

alma dijo...

Hola Francisca,
en realidad no tengo ni idea de la procedencia de este relato. me lo enviaron hace años como leyenda urbana.
Lamento no poder orientarte al respecto

sphnx~ / Francisca Armas dijo...

Ah, bueno, no importa...
Gracias de todas formas =)

Y te interesaría que te enviara algunos?

sphnx~ / Francisca Armas dijo...

¡Lo encontré!
El cuento lo ha escrito Gabriel García Márquez, nada menos!

http://rapsodaerrante.blogspot.com/2007/03/arreglar-el-mundo.html

alma dijo...

Muchas gracias...voy a verlo ;)