viernes, septiembre 14, 2012


3 comentarios:

Elú dijo...

La soledad es una hermana silenciosa,
Una flor inexplicable que se abre paso en la sombra,
Está ahí tal vez para recordarnos sencillamente la complicidad que tendremos al momento de partir;
Como la que hoy tenemos,
Furtiva e inevitable,
como la pasión irrefrenable que nos conduce a mirar de frente al infinito.

Anónimo dijo...

O nos salvamos todos, o caemos todos...

Brisa dijo...

Es una manera gráfica y sencilla para que nos demos cuenta de una vez por todas.

Gracias Alma..