domingo, septiembre 19, 2010

El Espíritu del Fuego


Renacer de las cenizas

12 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Los dragones siempre han sido mi debilidad

Besos Alma

fgiucich dijo...

El momento más importante de la vida, cuando ya nadie cree en uno. Abrazos.

laespinaroma@gmail.com dijo...

Este soy yo,
aun más ignorado,
sin pasado y sin nombre,
aquí y ahora,
sin otro porvenir que los actos
pueriles y procaces
que puedo predecir
ahora mismo.

Hormiga, golondrina, barca.
Atado a tierra por dos o tres recuerdos.
Batido y abatido,
llevado hasta la orilla embravecido
como un mar escarlata,
como un beso olvidado,
como un toro brutal enloquecido
que será devorado por el fuego.

Todo cambia a lo mismo.
No hay nada que olvidar
porque no hay nada.
Ni este mar a mis pies.
Ni el sol lamiendo lento una botella verde.
Ni esta vieja taberna en donde escribo nadas.


freddysosa.blogspot.com

MAR dijo...

Llenos de resilencia.
Sí.
Lamiendo nuetras heridas, sanando nuestras penas.
Un abrazo para ti y lo mejor del día a día.
Besos
mar

Lou dijo...

renacer de nuestras cenizas como el ave fenix, empezar de nuevo..

nacer, renacer....volver a empezar, tener otra oportunidad...¡fantástico!

Olga i Carles dijo...

Como el ave fenix.
Hacia las alturas para fundirse en la más pura belleza.



Gracias.

Olga i Carles dijo...

Como el ave fenix.
Hacia las alturas para fundirse en la más pura belleza.



Gracias.

Angelina O dijo...

Sí, cuando parece que ya todo está perdido, cuando realmente todo está perdido...

remontar el vuelo.

Abrazos Alma

josy dijo...

Es una lástima que no todo el mundo tenga ese poder para regenerarse, pero siempre es bueno intentar renacer de nuevo, como un dragón o cual ave fénix.

He regresado. Gracias por la espera y sobretodo por las palabras de aliento.

Un besito. Josy

Miriam dijo...

El fuego es el único elemento que puede producir el cambio en forma inmediata...
renacer luego de fundirse con el y "ser" desde allí.
Besos

Anónimo dijo...

...y dejar que las cenizas fertilecen la tierra.

Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.

El culto al fuego es un culto solar.
El Sol...El Cristo.

Atentamente
Erick Bojorque