lunes, marzo 30, 2009

El viaje definitivo


..Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.
Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario...

Juan Ramón Jiménez

Tatuaje

A memé con amor infinito.

16 comentarios:

Z. dijo...

Alma, me ha recordado mucho a: "Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti."
John Donne.

Un abrazo!

Erlik_Khan dijo...

A mi me suena a: la vida continua, al contentamiento,a aceptar como van transcurriendo las cosas, me lleva a la lectura de la entrada de Shambala sobre el libre albedrio.

Mitakuye Oy Asin

Erlik Khan.

sankaradas dijo...

Precioso poema.

Te había seguido en algunas ocasiones y siempre me ha gustado tu blog. Creo que con este fragmento de Juan Ramón Jiménez nos demuestras tu sensibilidad y que eres capaz, cosa nada fácil, de comprender el poco valor que tiene la muerte.

Namasté Alma

Anónimo dijo...

Para las grandes personas están reservados los grandes lugares. se quedan siempre en los corazones de las personas que las han querido, y allí serán eternos, lo eterno es inmortal.

Meme, ABUELA ME ACUERDO DE TI TODO EL TIEMPO. TE VOY A QUERER SIEMPRE.

Laura

Soledad dijo...

Juan Ramón tiene el don de la transparencia.
Gracias por este instante de gracilidad.

Viv. dijo...

No somos prescindibles para la vida; somos viajeros de tránsito por ella, con una visa que en algún momento va a caducar, y, en vez de agotar cada día disfrutándola, la mayoría de las veces nos distraemos con objetos inanimados en nuestro inútil e ingenuo afán por hacer algo trascendente. Por concentrarnos en la meta no disfrutamos el viaje.

Besos y estupendo finde.

EntreRenglones dijo...

...Faltan los primeros versos, este es el final. Pero este poema sin desperidicio es uno de mis preferidos, que me aprendí de memoria desde niño. Juan Ramón aquí nos muestra la hondura y sensibilidad, que le valieron el premio Nobel de Literatura. Acertaste, Alma, con esta maravilla... SALUDÁNDOTE:

Miriam dijo...

Bellisimas palabras para el último viaje...
Me quedo con ello, me hace bien en este momento...
Besos

fgiucich dijo...

Un poeta inolvidable. Vuelvo a él cuántas veces puedo. Gracias por el regalo. Abrazos.

amigoplantas dijo...

Sí, me iré, pero lo verdaderamente relevante es que aquí estoy

peregrina dijo...

Gracias querida Alma por darnos estas gotas de sensibilidad que nos rescatan y nos dan el alimento para el alma.....
La muerte es asi de natural ,como la describe el gran poeta J.R.Jimenez
Todavia estamos aprendiendo ......lo sencillo.
Un abrazo y mil gracias

Gaudiosa dijo...

Y se irá todo, siempre todo se va.

Bacdiras dijo...

"Mira su nombre de extranjero, escrito AQUÍ, sobre mi piel.
Si te lo encuentras, marinero,
dile que yo muero por él".
Y sin embargo el mundo seguirá su curso... o eso supongo, pues no estaré para comprobarlo.
Un besillo y gracias por el poema y la canción. ¡Esa coplilla!

Trini dijo...

Y así nos iremos todos. Mas, Juan Ramón y tantos artistas, no se fueron del todo. Mientras nos quede su obra, algo de ellos vive.

Un abrazo

luis genaro dijo...

Polvo, pero polvo enamorado.
Solo los poetas son los verdaderos profetas de lo Infinito.

Beatriz Salas dijo...

Hola Alma, buscando una foto para mi blog, grabando con mi voz el poema de Juan Ramón, la he encontrado en tu misma entrada. No sé si te molestará que para el mismo poema use la misma foto que tu. Te pido permiso.
Por otro lado me gustaría grabar algo tuyo ¿Te importaría? y de ser un sí, me dices cúal es tu preferido?
Espero tus noticias.
Un salido cariñoso
Beatriz

http://beatrizsalas10.blogspot.com/