lunes, noviembre 24, 2008

Aprender a equivocarse

Equivocarse para aprender

seguimos caminando...

Dijo que la diferencia entre dedicarte a lo que conoces y te llena o
hacerlo entre amigos, es el miedo a equivocarse.

25 comentarios:

Enredada dijo...

El equivocarse es parte del aprendizaje, solo cuando lo hacemos aprendemos que es lo bueno y que es lo malo, solo cuando lo hacemos aprendemos la distinción entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo que conviene o no... equivocarse es sano, muy sano...
besos

H. dijo...

Me pregunto si no estarias ayer mientras le decia a uno de mis mejores amigos que no dudara de si mismo y precisamente lo que tu dices en tu post...lo estaras espiando acaso??

alma dijo...

...quien sabe
=0))

KoNXuRo dijo...

A mi me gusta más pensar:

"El que hace algo, puede equivocarse. El que no hace nada ya está equivocado."

Y esto a su vez me recuerda al cuento del Centauro, de Jorge Bucay:

http://www.eldespertardelfenix.net/Narrativa/Jorge_Bucay/el_centauro.html

Kizzez from the Deeps,
KNX

ondoloin dijo...

¿permitirse equivocarse?

:)

ondoloin dijo...

... (se me olvidaba) y de paso permitírselo a los demás, que suele ser más difícil :-O

alma dijo...

Sí...viene a ser algo así como aceptar que no somos perfectos y que tampoco tenemos idea de qué es la perfección, si es que existe...romper acuerdos que nos encuadren y nos impidan crecer.

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar."

Bacdiras dijo...

...Y permitirse equivocarse y aceptar el ser juzgado.

Un besillo.

Annica dijo...

Perder la importancia personal, actuar y aceptar. Qué fácil decirlo y cuánta lucha provoca...

esperanza dijo...

Pues yo prefiero equivocarme entre amigos, aunque tampoco se puede elegir.

fgiucich dijo...

La equivocación nos obliga a encontrar un nuevo camino para llegar a la verdad, si es que somos lo suficientemente sabios para darnos cuenta. Abrazos.

Z. dijo...

Hola Alma! El otro día leí sobre Schopenhauer (creo que era él) que decía que cuando miramos atrás nuestra vida parece más bien un cuadro donde todo parece encajar perfectamente, no hay errores o equivocaciones; a veces un error puede llevarte a cualquier camino inesperado.
Un saludo!

H. dijo...

yo una vez perdi un Alma que nunca tuve por no querer cometer un posible error, hay lecciones que cuestan mucho aprender...

Ocasiones dijo...

Sabias palabras
Un beso!

Miriam dijo...

HOla Alma! vengo a agradecerte tu visita a mi blog. Ya me pasearé de a poco por los tuyos.
Y tienes razón todas las funciones son importantes, pero esta para nosotros es muy especial, sabes?
Nuestra niña hace un tiempo estuvo a punto de no estar en este mundo, y ahora todo lo que hace es especial.
Besos

Don Mario dijo...

Yo no entendí nada...

alma dijo...

Creo que la muerte está siempre ahí, darnos cuenta de ello hace de nuestra Atención algo especial y comenzamos a actuar sabiendo que cada acto es una función mágica. Bienvenida!

Diego López dijo...

Muy interesante el blog. Te invito a visitar mi sitio haciendo click aquí.

Raquel Fernández dijo...

El que no se equivoca nunca es porque nunca hace nada. Equivocarse es una oportunidad de aprendizaje.
Un beso grande y buena semana.

Erlik_Khan dijo...

Hola Alma :o), la verdad, que al igual que a Mario, a mi me cuesta pillar el sentido de la frase.
Por otro lado y ya como padre, veo bueno enseñar a nuestros hijos a equivocarse, pero que dificil es, porque a su vez, nos cuesta verles pasarlo mal.

Mitakuye Oy Asin

Erlik Khan.

Estrella Altair dijo...

Aprender a equivocarse es tambien tolerarse a una misma con un poco mas de humildad y sobre todo con las dosis suficientes de humor como para permitirselo.

Hay veces que nos da mucho miedo equivocarnos, por no escuchar lo que los otros diran y eso no puede ser.

Por otro lado sólo si te equivocas y saber rectificar aprendes y crecer.

Un beso

Anónimo dijo...

La etimología de equivocación, voces iguales que nos llaman o llamar igual a dos cosas distintas. Elegir entre posibilidades. Gracias a equivocaciones tenemos bombillas y electricidad, disponemos de algunas vacunas, conocemos America, etc. Que hace que digamos que nos equivocamos o que una equivocación se viva como algo erróneo o malo, los resultados basados en nuestro mundo ilusorio de creencias. Considerarás que te has equivocado cuando lo que obtengas sea diferente a lo que esperabas. He ahí donde nos equivocamos en esperar que algo sea como nosotros queremos o habíamos prejuzgado, en la necesidad de obtener resultados ajustados a nuestros puntos de vista. Si a priori para mi, mi vida es un aprendizaje todo lo que venga a ella será necesario porque de una u otra forma me enseñará algo que debo saber. Ampliando mi limitada mirada. La equivocación como tal no existirá porque ante la posibilidad de varios senderos sencillamente eliges uno. Uno al que podremos llamar nuestro, cuando habiendo transitado un tramo giremos y veamos las huellas de ese sendero y su punto de partida veremos las posibilidades, no excluyentes, de haber tomado otro, sencillamente…… Luego, al no saber vivir en el presente, la necesidad de hacer balance, la necesidad de pedir o pedirnos perdón y reconocer que tal vez podría haber aprendido de otra manera esa lección pero lo más seguro es que con los datos que disponíamos nuestra elección fue la única que nos pareció posible y asumir de buen grado su consecuencias, responsabilizándonos de nuestra vida.

EN PAZ
Artifex vitae artifex sui

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales coseché siempre rosas.

... Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Amado Nervo

Gracias Alma
Paula

alma dijo...

Gracias a ti, Paula
Un abrazo

chichomaniaco dijo...

yo aun no termino de aprender a equivocarme....pero seguire practicando

Aulia dijo...

Hola Alma! El otro día leí sobre Schopenhauer (creo que era él) que decía que cuando miramos atrás nuestra vida parece más bien un cuadro donde todo parece encajar perfectamente, no hay errores o equivocaciones; a veces un error puede llevarte a cualquier camino inesperado.
Un saludo!

Business plans