miércoles, julio 20, 2005

Abolir los límites...


Este cuerpo se ha convertido en una especie de objeto representativo y simbólico. Todo sucede en el cuerpo: desde el sentimiento de que uno va a morir hasta el sentimiento de una inmortalidad perfecta. Es el campo de batalla, es el campo de la victoria, es la Derrota, es el Triunfo, es todo.

Madre.

9 comentarios:

Don Mario dijo...

No es que sea representativo y simbólico, es que lo es todo. No representa, sino es, no simboliza, existe.

Carlos el hormigo dijo...

Qué bonito. El cuerpo. Me gusta, me gusta. Qué poco valorado, el cuerpo, y qué cierto que es nuestro contenedor de todo.
Descubro tu blog, volveré a visitarte.

Ingrid dijo...

Me encanta leer tu bitácora, Alma. Siempre escribes algo agradable y provechoso en que reflexionar.
Creo que últimamente no he cuidado de mi cuerpo como debería.

Saludos.

Ludovico dijo...

Alma.. desde el aura un abreazo y gracias por los escritos tan bonitos

Anónimo dijo...

No en vano se dice que la cara es el espejo del alma.

Love

Silvana dijo...

Has dado en el clavo. El cuerpo, es nuestra casa, la salud es una verdadera bendición. Reflexionen chicos, que la vida es una sola y que se puede tener salud para empezar, queriéndose un poco más.

alma dijo...

Silvana, yo me quedo con eso de "queriéndose un poco más".

saludos a todos!

Cristal dijo...

¡Que encanto que cites Madre!, aquella gran Maestra que supo "bajar" hasta las células del cuerpo.
Si, realmente el cuerpo es el campo de batalla, los cimientos de la realización.
Un fuerte abrazo

Silvana dijo...

Claro Alma!, arriba la celeste! como dicen en mis pagos!!. Ánimo, que todo va y viene en la vida... a que si? un abrazo.