viernes, diciembre 31, 2004

La inagotable Diversidad

Todos estamos hechos de la misma pasta y cuando clasificas estás juzgando no sólo al otro sino a ti mismo. A medida que marcas la separación estás concediéndole más importancia a tu percepción que a la de los demás.
Imagina por un segundo que describes el suelo mientras te hablo del techo, sería todo un sinsentido si no llegamos a ver la casa al completo.
No es necesario reemplazar verdades ni demostrar que el otro está equivocado, sino aceptar que la interpretación de otra persona te está facilitando información sobre ti mismo
Es evidente que el modo en que nos manifestamos nos hace singulares, pero prejuzgar no sólo te niega el conocer la visión del otro, sino que va estrechando la tuya…somos micro universos diferentes que dan forma al Universo...en la variedad está el gusto!!


"... y mi visión continuó expandiéndose. Comencé a ver debajo de la
máscara de la apariencia física. Vi emociones, deseos, temores,
anhelos y sueños. También éstos son parte de una persona, si se
tienen los ojos para apreciarlos.
Comencé a observar la energía que emana de cada persona. Para
entonces, el conjunto físico de carne y huesos había pasado a ser
insignificante para mí, y al poco tiempo veía mundos dentro de mundos
en todas las personas con quienes me encontraba.
Entonces me di cuenta de que todo ser vivo es el universo entero,
sólo que cada vez lleva un disfraz diferente".
(Deepak Cropra - El sendero del Mago)

jueves, diciembre 30, 2004

Recapitulación: la alquimia del acecho

Me pongo a recapitular. Hace bastante tiempo que no lo hago siguiendo el inventario, prefiero dejar que a medida que transcurre la respiración vayan apareciendo distintas imágenes y a veces secuencias enteras de eventos vividos. Es curioso, porque es como si se activase un motor y aparecen ante mis ojos imágenes que no sólo no recuerdo sino que ni pensaba que podía tener registradas en la memoria y algunas, ni sabía que existían hasta que las veo. Por inconexas que parezcan las escenas siempre hay un denominador común y cuando llegas a él "touché"...aunque eso sí, con más claridad y más recursos para actuar cuando en la vida surge de nuevo esa situación, porque entre otras cosas, cuando lo ves ya lo has aceptado (hablo por mi). Según lo experimento, no hay manera de salir de un tema concreto hasta que no llegas al fondo, que no hay escapatoria vamos. Llevo bastante tiempo esperando que alguien relate como se siente después de "ver" algo con la recapitulación, después de barrer una etapa, porque obvio que si llegas al quid de la cuestión, igual no te quedas. A mi, hasta ahora, me da cada movidón que me quedo fuera de juego durante un tiempo y a veces muy tocada, bueno en realidad siempre muy tocada; y no se trata de auto compadecerme sino de que es tan grande el descoloque que siento un tremendo vacío y desde ahí, precisamente cuando todo lo entiendo ya nada tiene sentido... Taisha, Clara o Florinda de esto no cuentan ni torta y claro, puede que muchos funcionen por inducción, quizás todos…o quizás nadie, a lo mejor es que no me entero. Lo cierto es que cuando leo algo escrito sobre recapitulación, este aspecto es decir el de los " efectos colaterales" ni se menciona...así da gusto!: recuperas tu energía por arte de magia, no hace falta integrar procesos, revives escenas pero no sufres, un camino de rosas...lo que yo te diga... tanto es así que hasta me planteo que a ver si es que hago recapitulación masoca. Hace dos días me puse a recapitular del modo en que cuento, pero no cruzaba mi mente ni un solo pensamiento, no había charla mental, ni imágenes...total y absoluto silencio, así que decidí hacer la respiración con barrido pero desde el silencio. Nada interfirió mi calma mental por un periodo de dos horas; sin embargo, interrumpo el ejercicio a causa de las secreciones mucosas, que comienzan a hacer su aparición, tengo dificultad para respirar y paso 6 horas en esta "limpieza" que se presenta como si fuera el más fuerte de los catarros, pero que desaparece tal como vino...y una de dos o tengo alergia a recapitular o la resistencia al ejercicio fue brutal, así que miedo me da quitar la siguiente capa de cebolla; aunque al final todo sea para bien y pueda recobrar y depurar la energía vertida y devolver la invertida, en tantos escenarios, a través una retrospectiva alquimia del acecho, que es en definitiva la recapitulación.

El modo del guerrero

El guerrero que emprende el camino, barre el tonal para poder atestiguar en el nagual.
Carecemos de recetas mágicas, aquí no hay manuales, así que solo nos quedan las prácticas y la experiencia para corroborar aquello que intuimos. Para ello es esencial hacer conscientes nuestros actos y hacernos responsables de estos.
Cuando no nos hacemos responsables estamos amparando acuerdos que ayudan a mantener la “imagen de si” y surge ahí tratar de transferir nuestras responsabilidades a lo demás. En cambio cuando uno se comporta de manera impecable, sale de la autocompasión y acumula energía y poder personal.
Eso requiere disciplina y sobriedad, porque de esta depende la fuerza que afianza nuestra energía con el Universo: el Intento. La energía que debemos invertir en acción, se encuentra prisionera en nuestras creencias. La única forma de cambiar nuestra idea del mundo es parando el diálogo interno, esa es la manera de hacer que el mundo se desplome y eso se consigue actuando sin pasar por la razón. Una vez que uno ha actúa conforme a ese propósito se van tendiendo puentes a otras realidades es entonces cuando se puede comenzar a hablar de ensueño.

Sobre la muerte

La muerte, nuestra fiel compañera, la que llegará con nosotros hasta el final y jamás se quedará por el camino como tantos otros….dice la Torá: “necesitamos a nuestras almas para sobrevivir la muerte”.

miércoles, diciembre 29, 2004

Citas

Cada paso…
Cada paso que des en la tierra es una plegaria. La fuerza de un alma pura y buena está en el corazón de cada persona y crecerá como una semilla cuando camines de forma sagrada. Y si cada paso que das es una plegaria, entonces caminarás en forma sagrada.
Charmaine white Face (lakota oglala),1993


La mirada del maestro
Deja suficiente tiempo cada día para sentarte en silencio, e intenta trascender tu personalidad, con sus adicciones y obsesiones. Si eres perseverante es imposible que fracases. Lo más importante es que seas sincero. Tienes que llegar a estar totalmente harto de quien piensas que eres y sentir con urgencia la necesidad de liberarte de esta identificación inútil, con su montón de recuerdos y costumbres. La clave de tu éxito radica en resistirte con firmeza a todo lo innecesario. Haz tus tareas en el mundo, pero mantén internamente el silencio, entonces todo vendrá a ti. No dependes de tu esfuerzo para llegar a la realización, tu esperanza reside en mantener la mente en silencio y el corazón en paz.
Extraído de libro de Juan Manzanera, “La mirada del maestro”

Nagualismo e Impecabilidad

Un nagual interpreta el mundo de otra forma, se mueve mas allá del mundo de las seguridades, por muy cargado que esté de intenciones de cualquier índole.
El nagualismo es un modo de vida y la impecabilidad es el uso adecuado de la energía, para lograr el máximo rendimiento a la hora de actuar y no hacerlo por resortes compulsivos y egoicos. Cuando la importancia personal es tan fuerte que activa esos resortes, no se manejan las situaciones, sino que somos manejados por ellas...se pierde el norte.
Ser impecable, no es sinónimo de ser perfecto. Significa estar atento, tener atención plena, actuar con eficacia y eficiencia. Tener control, disciplina, habilidad y plasmar tu fuerza interna con integridad en el Intento. Consumir la mínima energía en tus más grandes logros, sin caer en compasión ni soberbia.

Más allá de nuestro mundo

Hay algo que, aunque no cuestiono, me cuesta aceptar y es que este Universo misterioso e insondable nos lleve paso a paso, pisando otras huellas. Decía Ken Wilber, que cada camino te mueve el punto de encaje en una dirección, y eso en cierto modo lo puedo vislumbrar, cuando recito mantras o medito. Pero cuando rompo los esquemas lineales de la mente, para adentrarme en el otro lado, no comprendo las diferencias entre lo subjetivo y lo objetivo, ni los procesos secuenciales y me descuadro, sobre todo al comprobar que efectivamente hay un orden que rige.

Una burbuja de silencio

Esa burbuja que se contempla a través del silencio, para mi, no es más que la consecuencia de haber entrado en el "ámbito Supramental" (cómo lo denominaba Aurobindo).El Supramental no obedece a nuestra lógica ni a nuestra moral; va lejos en el espacio y en el tiempo, no trata de cortar el mal para salvar el bien y aplica su fuerza y su luz a la mitad de sombra, para que esta acepte su mitad de luz. El Supramental, no opone una verdad a otra, para ver cuál de ellas resiste y puede sobrevivir, sino que completa una verdad, con otra verdad....un pensamiento lo bastante grande -decía- para que pueda contener sus contrarios. El silencio, te hace salir de la visión lineal, para pensar esféricamente, (citando a Madre). Ya no tratamos con objetos separados, sino con una parte indivisible de la Unidad total, lo finito se hace infinito....no siento que los demás se desconcierten. Creo que se impregnan.

domingo, diciembre 26, 2004

Sentimientos

Te preguntas donde estás y como has llegado hasta aquí, te das cuenta de que ya no puedes parar y no recuerdas como era antes. Ante ti de despliega "la aventura de la vida". Sólo ahora intentas comprender desde dónde vives y para qué te sitúas ahí y parece que pierdes tu sitio, pero en realidad sólo te desplazas y te encuentras. Te has despertado. Te invito a probarlo.